Rastreos de evidencias y huellas digitales

Como investigadores, nuestro trabajo diario consiste en interrogar datos para descubrir hechos críticos para un caso. En nuestro trabajo sobre asuntos legales e investigaciones internas, estamos viendo un aumento definitivo en la cantidad de veces que se ponen en juego las cuentas de las redes sociales y los dispositivos que las personas usan para acceder a ellas. ¿Por qué? El uso de las redes sociales está prosperando, pero también porque parece haber un cruce cada vez mayor entre los datos comerciales y personales. Por ejemplo: con las políticas de ‘traiga su propio dispositivo’ (BYOD) en el lugar de trabajo donde las personas usan sus propios dispositivos y aplicaciones tanto para fines laborales como personales.

Línea de tiempo digital

Si determinamos que la actividad provino de un dispositivo en particular, ¿Cómo colocamos las manos de una persona en el teclado? ¿Podemos probar que estaban usando un dispositivo en un momento específico? Es complicado, pero hay muchas fuentes de datos e información que podemos usar para tratar de armar esto. Numerosas aplicaciones en los dispositivos, almacenan datos de ubicación para decirnos si una persona estaba tomando un café y navegando por la red en la cafetería local, en un avión o en una reunión en el trabajo. Hay mucha evidencia forense que puede ayudar a sacar injerencias, si no pruebas. Sin embargo, estos aún pueden ser útiles para proporcionar una base para interrogar a un testigo u obtener acceso a datos adicionales. Por ejemplo:

Rastreo
Investigación
Reporte